“UN INFANT quina il·lusió!”: folleto editado por la Generalitat de Catalunya, al servicio de las empresas

El librito es una serie de despropósitos. Da órdenes taxativas en aspectos sin importancia (“Haga cada noche el mismo ritual”), pero en lo que es realmente importante no se compromete mucho (“Se recomienda dar el pecho al bebé siempre que sea posible”). ¿Os lo imagináis a la inversa? “Dad el pecho” y “Se recomienda hacer el mismo ritual, siempre que sea posible”.
Al servei de les empreses (Carlos González, 13/04/2013)
.

El “Departament de Benestar Social i Família” de la Generalitat de Catalunya ha editado 80.000 ejemplares del folleto “UN INFANT quina il·lusió!”. Su objetivo debería ser informar a las familias sobre el cuidado de un bebé. Sin embargo, podemos leer en la presentación del folleto (web de la Generalitat):

“Aquesta publicació s’ha finançat íntegrament amb les aportacions de les empreses col·laboradores que, alhora, ofereixen també consells per a l’atenció i cura dels nadons”.

En la contraportada del folleto vemos cuáles son las 14 empresas patrocinadoras. Eso explica que no sea más que publicidad encubierta, disfrazada de información.

Un infant, quina il·lusió! VI

Contraportada del folleto “UN INFANT quina il·lusió!” editado por la Generalitat de Catalunya (Barcelona, 2013).

Como bien denuncia el pediatra Carlos González en su artículo Al servei de les empreses (13/04/2013):

(…) Pero la parte más oscura es la publicidad. No es que haya anuncios entre el texto, como puede haber en una revista (que ya sería sorprendente en una publicación oficial), sino que la mitad del texto está compuesto por anuncios patrocinados.

(…) Y así hasta catorce empresas a las que la Generalitat ha vendido el derecho a acceder a los nuevos padres y decirles cómo (¡y con qué productos!) deben tener cuidado de sus hijos.

Consideramos completamente inadmisible que las autoridades sanitarias, en este caso de la Generalitat de Catalunya, no tengan como absoluta prioridad los intereses de los niños y sus familias, anteponiendo a estos los de las empresas de productos de alimentación infantil.

Nos causa especial rechazo que en estas ilustraciones el bebé esté solo, alejado de su madre (y de su padre), con toda la privación que esta práctica conlleva para ambos. Entre otras cosas, dificulta la buena instauraución de la lactancia materna. Como sustitutos de la figura materna, se observan objetos desmadrizadores: chupetes, biberones, peluche, incubadora…

6 pensamientos en ““UN INFANT quina il·lusió!”: folleto editado por la Generalitat de Catalunya, al servicio de las empresas

  1. Bueno, veo que los visitadores médicos de diversas marcas de “productos infantiles” se vuelven cada vez más creativos…lo que es repugnante es que la Generalitat apoye esa publicidad directa y descarada, vende datos personales a las empresas, y apoya malas prácticas contraproducentes para la salud física, mental, pública, la que sea. ¿Cómo habrán colado este folleto? Prefiero no saberlo…me temo que se habrá hecho con las mismas prácticas que se llevan a cabo en las Unidades de Neonatología de casi todos los hospitales (¡públicos y privados!) de este país.

  2. ¿Los visitadores médicos? Hacen y dicen lo que les mandan desde marketing, no son aútonomos, son aútomatas…

    Esto es un desaguiso, pero la responsabilidad última es de las madres o más bien de las futuras, ya que tienen servicios a los que no acuden en todo el embarazo, no se preocupan nada más de que les pongan la epidural el día del parto si van a la sanidad pública…Porque en la privada con pocos ginecologos y muchas clientas lo único que se hacen son partos inducidos y mucho más cesaréas…Y pensad poque se hacen tantas cesaréas en la privada.

    Poned una matrona en vuestra vida, ella os ayudará desde el primer momento, y luego las decisiones que tomeís serán sabias.

  3. La ILUSTRACIÓN DE LA CONTRAPORTADA del folleto me resulta especialmente desoladora, hay que decir que el dibujante ha estado acertado:
    Ya de espaldas a los padres, que a estas alturas de la crianza sigo sin saber dónde se sitúan, y por la postura se intuye un bebé triste y asustado (caída de hombros y pies clavados), al que, tras una crianza “basada en la lactancia materna y el vínculo intenso” (haciendo un poco de ironía) parece que se le haya dicho: “venga niño, coge esta mochila y tira palante solito que la vida es dura”

  4. Es un despropósito. Entidades (asociaciones y federaciones de grupos de apoyo ) que promueven la lactancia editan y hacen un esfuerzo con sus propios medios creativos para que existan cuentos y ilustraciones en la sociedad, para que la lactancia materna este presente en las ilustraciones infantiles, en la mayoría de publicaciones del mercado es muy difícil encontrarlo. La Generalitat podría haber aprovechado algun material de ellas, habrían ayudado a la base social y asociativa que promueva la lactancia ahora que las instituciones siempre tienen la excusa de la falta de dinero para subvencionar y además podrían haber hecho llegar a la población publicaciones que estan bien hechas, bien pensadas y con un gran valor educativo.

  5. Yo creo que se han vendido descaradamente, no les importa ni los bebés ni nada, sólo la pasta que habrán pillado. Aggg…