“El cultivo de leche materna, solo cuando esté indicado”. Recomendación del Dr. José Mª Paricio para el tratamiento de mastitis.

El Dr. José Mª Paricio insistía desde el blog de APILAM en esta recomendación, asociación de la que es presidente. Manifestaba así su preocupación por una práctica seguida con frecuencia en los grupos de apoyo: recoger una muestra de leche
materna y mandarla analizar, ante malestar y síntomas de mastitis de la madre.


“Ante una mastitis no hay que perder el tiempo con cultivos que además son difíciles de interpretar. (…) Su tratamiento se basa en vaciado adecuado del pecho (quien mejor vacía es el lactante), antiinflamatorios (ibuprofeno) y si en 24 horas no hay mejoría, uso de antibióticos adecuados.”

Dr. José Mª Paricio


El Dr. Paricio indica que la práctica de cultivos generalizados de leche materna está relacionada con intereses de algunos investigadores y laboratorios (de venta de probióticos, que no han demostrado eficacia para el tratamiento de mastitis), y no con los intereses de las madres ni con la promoción de la lactancia materna.

Existe además el peligro de tratar microorganismos no patógenos como si lo fueran, sobrediagnosticando y sobremedicalizando lactancias, y minando la confianza de las madres en un momento tan vulnerable. También pueden retrasarse tratamientos adecuados para la mastitis, con consecuencias graves.

La Guía de práctica clínica sobre lactancia materna (Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, 2017), recomienda realizar cultivo de leche materna, ante sospecha de infección, en los siguientes casos (pág. 195):

  • “No hay respuesta tras 48 h de tratamiento antibiótico empírico apropiado.
  • Siempre antes de cualquier prescripción antibiótica en caso de mastitis grave (sepsis o shock séptico, absceso mamario, necesidad de ingreso hospitalario).
  • Mastitis recurrente.
  • Mastitis de adquisición nosocomial o con factores de riesgo de Staphylococcus aureus resistente a meticilina (SARM).
  • Alergia a penicilina con intolerancia a cefalosporinas.
  • Hay un dolor profundo severo con sensación de quemazón “en la mama (indicativo de infección ductal).”

Los grupos de apoyo hemos de ser extremandamente cuidadosos en participar en estudios para los que nos piden muestras de leche materna; debemos tener muy en cuenta de dónde proceden estas demandas y los objetivos de sus resultados.

Asimismo, hemos de extremar el cuidado con la información que difundimos entre las madres que confían en nuestros grupos, pues somos “agentes de salud”, con la gran responsabilidad que ello conlleva.


«Agente de salud»: toda persona, profesional o no profesional, incluidos los agentes voluntarios, no remunerados, que trabaje en un servicio que dependa de un sistema de atención de salud.

Art. 3 del Código Internacional de comercialización de sucedáneos de leche materna (OMS, UNICEF, 1981).


 

Los comentarios están cerrados.