Día internacional del niño prematuro (17 de noviembre)

La Organización Mundial de la Salud conmemora el 17 de noviembre el Día Mundial del Niño Prematuro. Se estima que cada año nacen 15 millones de bebés de forma prematura, antes de que se hayan cumplido 37 semanas de gestación, y que cada año mueren 1,1 millones de bebés prematuros.

Como dice la presidenta de la Asociación PREMATURA, cuando nace un bebé prematuro, los padres “no sienten al bebé como propio sino como parte del hospital”, algo no deseable.

El Dr. José Mª Paricio nos habla también sobre el tema en este vídeo:

El niño prematuro no es de la unidad neonatal: es de su madre. Y su madre, ¿dónde está? Resulta que a su madre hace días que no la vemos… Hoy día se están preconizando las unidades neonatales abiertas donde las madres entran, se los ponen encima, les dan pecho y les vuelver a dar pecho… Se ha descubierto que eso es tan bueno o mejor que el cuidado tradicional de incubadora y aislamiento. De tal manera que se consiguen mejores supervivencias y estancias en el hospital más cortas.

El objetivo de celebrar este día es sensibilizar a la sociedad sobre el bebé prematuro y sus necesidades. Para ello, 17 asociaciones de padres de bebés prematuros de varios países europeos, en 2011 elaboraron el Decálogo de los derechos de los bebés prematuros:

  1. La prematurez se puede prevenir en muchos casos, por medio del control del embarazo al que tienen derecho todas las mujeres.
  2. Los recién nacidos prematuros tienen derecho a nacer y a ser atendidos en lugares adecuados.
  3. El recién nacido prematuro tiene derecho a recibir atención adecuada a sus necesidades, considerando sus semanas de gestación, su peso al nacer y sus características individuales. Cada paso en su tratamiento debe ser dado con visión de futuro.
  4. Los recién nacidos de parto prematuro tienen derecho a recibir cuidados de enfermería de alta calidad, orientados a proteger su desarrollo y centrados en la familia.
  5. Los bebés nacidos de parto prematuro tienen derecho a ser alimentados con leche materna. La leche humana es el mejor alimento para los bebés, incluidos los prematuros. Si un niño nace prematuro, lo mejor es que la madre permanezca junto a él y lo alimente con su leche.
  6. Todo prematuro tiene derecho a la prevención de la ceguera por retinopatía del prematuro (ROP). Un niño prematuro necesita controles oftalmológicos desde las primeras semanas de vida.
  7. Un niño que fue recién nacido prematuro de alto riesgo debe acceder, cuando sale del hospital, a programas especiales de seguimiento.
  8. La familia de un recién nacido prematuro tiene pleno derecho a la información y a la participación en la toma de decisiones sobre su salud a lo largo de toda su atención neonatal y pediátrica.
  9. El recién nacido prematuro tiene derecho a ser acompañado por su familia todo el tiempo. Para un bebé prematuro es muy importante sentir las caricias, la voz y el olor de sus padres. Para eso, debe estar junto a ellos el mayor tiempo posible.
  10. Las personas que nacen de parto prematuro tienen el mismo derecho a la integración social que las que nacen a término.

Nos sumamos a la celebración de este día, con el deseo de que todos los bebés prematuros también puedan estar con su madre en contacto piel con piel desde el primer momento después de su nacimiento, sin separación alguna. De esta manera se favorecerá el inicio de la lactancia materna y se respetarán las necesidades del recién nacido y de su madre.

Fuentes de las imágenes: http://nutricion.ufm.edu/metodo-madre-canguro/ http://www.fundacioncanguro.co/es/galeria/category/1-fundacion-canguro.html