Felicidades a las madres

“El beso” (1863). William-Adolphe Bouguereau.

Nos hace especial ilusión felicitar en su día a todas las madres, el primer Día de la Madre que celebramos en Mammalia.

Queremos compartir la alegría por la vivencia de la maternidad. Porque es maravilloso haberse sentido alguna vez como María, la madre de Javier, en la historia que nos cuenta Carlos González para explicarnos “por qué no quieren dormir solos en su libro “Bésame mucho”.

María y su hijo Javier, de dieciocho meses, que “es de mal dormir”, tienen que pasar unas horas de madrugada en una solitaria estación de autobuses a las afueras de un pueblo, a la espera del autobús que ha de llevarles a la aldea de los abuelos.

María, por supuesto, ha pasado las lentas horas en vela, en el asiento más cercano a la puerta, aferrada a su hijo y al bolso. Javier, en cambio, ha dormido en sus brazos de un tirón. ¿Quién tiene ahora “mal dormir”? En brazos de su madre, en un pueblo remoto, rodeado de desconocidos hostiles, Javier se ha sentido más seguro que en su propia casa, en su propia habitación, en su propia cuna. Para un niño de esta edad, mamá es Supermam, la Protectora Invencible. Ese regazo es su hogar, su patria, su paraíso. ¿No es maravilloso, mamá, sentirse así?

“Bésame mucho”
Carlos González.

¡Felicidades, Mamás!