La lactancia materna en “El Martín Fierro” (José Hernández)

Gauchos tomando mate y tocando la guitarra en la pampa argentina (segunda mitad del s. XIX).

“Aquí me pongo a cantar,
al compás de la vigüela
que al hombre que lo desvela
una pena extraordinaria,
como la ave solitaria
con el cantar se consuela”.

José Hernández, primera estrofa de “El Martín Fierro”.
.

Traemos de nuevo un clásico de la literatura, para entresecar varias citas en las que se evoca la lactancia materna y la maternidad. En este caso es “Martín Fierro, poema narrativo argentino (José Hernández, 1872), considerado representativo del “género gauchesco“.

Tiene una continuación, La vuelta de Martín Fierro (1879). Ambos libros han sido considerados como libro nacional de la Argentina, bajo el título genérico de «El Martín Fierro».

Martín Fierro es un gaucho trabajador al que la injusticia social lo vuelve “gaucho matrero” (fuera de la ley). El poema es, en parte, una protesta en contra de la política del presidente argentino Domingo Faustino Sarmiento de reclutar forzosamente a los gauchos para ir a la frontera contra los indígenas.

Portadas de la primera edición de “Martín Fierro” (1872) y “La vuelta de Martín Fierro” (1879), de José Hernández.

.
“… y aquel que no era chancleta*,
en cuanto el gollete vía,
sin miedo se le prendía
como güérfano a la teta.”

 

*CHANCLETA: hombre apocado o incapaz.

“Yo alabo al Eterno Padre,
no porque las hizos bellas,
sino porque a todas ellas
les dio corazón de madre.”

 

“Ansí le imponía tarea
de juntar leña y sembrar
viendo a su hijito llorar;
y hasta que no terminaba,
la china no la dejaba
que le diera de mamar.”

 

“Cuando veás a otro ganar,
a estorbarlo no te metas:
cada lechón a su teta
es el modo de mamar.”