La leyenda del Salar de Tunupa (Bolivia)

El Salar de Tunupa (Salar de Uyuni), Bolivia.

Existe una leyenda aimara que cuenta el origen de ese precioso Salar, y tiene como protagonista a Tunupa, una madre lactante.

Según esta leyenda, Tunupa, Kusku y Kusina, las montañas ubicadas al borde del desierto, eran gigantes. Tunupa y Kusku estaban casados, pero Kusku huyó con Kusina, lo que generó que Tunupa se pusiera a llorar durante la lactancia de su hijo. Así, sus lágrimas se mezclaron con su leche, formando el Salar, al que por eso se le conoce como el Salar de Tunupa, oficialmente Salar de Uyuni.

El Salar de Uyuni (en el departamento de Potosí, al Sur de Bolivia), es el más grande del mundo. A una altura de 3.680 m  y con una superficie  de 12.000 km²,  es una planicie de singular belleza por su impresionante espejo de sal, que se formó por la evaporación de antiguos mares.

Está compuesto por unas 11 capas de sal, cuyo espesor varía entre los 2 y los 10 m. El Salar se extiende como una enorme plataforma plana y blanca de gran belleza, ofeciendo un paisaje similar al de las regiones polares, en las que se funden el azul y el blanco.

Los comentarios están cerrados.