“Lactancia”, de José Bravo y Noelia Terrer

“Porque el pecho no es solo alimento para él. El pecho es algo más. Y ese algo más es por lo que vale la pena. Yo he dado biberones. Y he dado de mamar. Y no son comparables, porque no son la misma cosa.
Es más, la teta no es una cosa. Soy yo.”

Susana, periodista y mamá (en el libro “Lactancia”).

Hace pocas semanas se publicó un regalo de libro: “Lactancia”, de Noelia Terrer y Jose Bravo. Un regalo porque contiene maravillosas imágenes y mensajes que logran captar la cotidianidad, embeleso, cansancio, descuido, sufrimiento, disfrute, belleza, amor, goce y vivencia profunda y compartida, todo a la vez. Consigue transmitir lo que puede significar la lactancia materna para madre, niño y todos los que conviven con ellos.

“Lactancia” no es un libro sobre lactancia materna: es un libro sobre madres lactantes, bebés, niños, familias… Sobre mamíferos. Nos emociona siempre ver fotografías sobre lactancia y hemos comentado muchas veces ese poder de atracción que tienen. Esto ocurre irremediablemente porque detrás de cada foto hay siempre una historia.

Y mirando cada foto, nosotras, empatizamos rápidamente con los protagonistas y llegamos a sentir parte de esa historia. Es increíble la fuerza que las fotografías sobre lactancia materna pueden llegar a tener y el libro “Lactancia” refleja esta energía en cada una de sus páginas.

Estuvimos en algunas de las presentaciones que se hicieron del libro y Juan Romero, el editor de Litera, nos contaba que tenía este libro rondándole por la cabeza mucho tiempo, desde que su hija nació. Como hombre, la lactancia materna le parecía un mecanismo tan admirable como asombroso, una máquina extraña y perfecta a la vez.

Una de las cosas que más le sorpredieron fue “ver” la leche. Nos comentaba lo impactante que fue para él, ya que no se ve normalmente en las fotografías de lactancia y casi nadie sabe por dónde sale la leche: ¿por un agujero? ¿por varios?… Por eso tenía clara la portada: una teta de la que mana leche.

El libro se centra en las imágenes y en la fuerza de darle voz a las madres y niños para contar las escenas más corrientes en sus vidas, en las que la madre misma no suele reparar ni darles importancia. Pero lo cierto es que se trata de momentos bastante desconocidos para el resto de personas, tal como nos contaba el fotógrafo José Bravo.

Compartió con nosotras cómo le ha cambiado la visión del mundo de la lactancia el poder participar en este libro. Se enfrentó al reto completamente libre de prejuicios, pues no había tenido contacto previamente con la lactancia materna.

Además de las preciosas fotografías, el libro cuenta con numerosas ilustraciones que aportan viveza y dinamisno, que nos hacen llegar potentes mensajes. Este libro recoge situaciones tan cotidianas para nosotras que tenían que contarse al resto del mundo, porque son ellas mismas una visión real de la lactancia materna.Recuerdo que cuando Noelia me preguntó cuál era el sitio más raro donde había dado teta, no sabía qué decir. He dado teta en lugares muy diferentes, en casi todos por los que he pasado en los últimos años: en un ascensor, en una escalera, haciendo la comida, por la calle, en bodas, entierros, en la bañera, en el wc, en los transportes públicos, en el agua del mar… Pero ninguno me parecía raro. Le hubiera dicho una sala de lactancia, pero nunca he utilizado ninguna.

Sin embargo, cualquiera de esos sitios que a nosotras nos pueden parecer un lugar más, para el resto del mundo pueden ser sitios “raros”. Cualquiera de estas situaciones tan cotidianas que ni reparamos en ellas, al resto del mundo le están pasando inadvertidas. También a muchas madres lactantes. Por eso, Noelia Terrer y José Bravo, gracias por CONTARLO.

Mar A. (voluntaria de Mammalia).

.

Lactancia
Jose Bravo, Noelia Terrer

ISBN: 978-84-940292-2-6
Tamaño: 22×26 cm
Páginas: 144
Año edición: 2012

Este libro nos cuenta cómo es dar teta hoy (no cómo tiene que ser, ni cómo querríamos que fuera, ni cómo nos dicen que es).

En este libro verás fotos preciosas, reales, íntimas, naturales, cotidianas, sensibles y cercanas de mamás que dan teta, que desayunan, que pasean, que trabajan, que duermen, que van al wc, que se han operado o que tienen más bebés y siguen dando teta y disfrutan y se agotan y se esfuerzan y sienten montones de cosas, algunas buenas, otras no tan buenas y otras simplemente maravillosas.

Y leerás reflexiones, engaños, desahogos, sensaciones, risas, miradas, deseos, consejos y otras verdades sobre el día a día de la lactancia materna.

 

2 comentarios en ““Lactancia”, de José Bravo y Noelia Terrer

  1. Genial entrada, ¡gracias por compartirlo! Y qué buena la reflexión “Le hubiera dicho una sala de lactancia, pero nunca he utilizado ninguna”, ¡Qué cierto y divertido a la vez!
    ¡A por el libro que me voy!
    Un abrazo,
    Julio

  2. Es un libro maravilloso, muy estético,hecho con muchísimo gusto y con unas fotos preciosas, pero lo mejor del libro es que consigue que todas las madres que damos pecho nos sintamos identificadas porque logra, tanto con las imágenes como con los textos que las acompañan, captar todas esas sensaciones que vamos viviendo día a día. Es un libro lleno de amor, un amor sin fisuras como el de la madre y su bebé, pero también es un libro lleno de magia, porque debe ser magia que consiga llegar tan adentro. Sólo puedo darles las gracias a los autores, porque el día en que deje de lactar, entre sus páginas quedaran todas las sensaciones a las que es tan difícil poner palabras y de esa forma el día de mañana mi hijo y los que vengan después de él, podrán entender lo que fue para nosotros, sin que el paso del tiempo consiga diluir lo que sentimos en esos momentos.

Los comentarios están cerrados.