Lo que no tiene cabida en Mammalia. Lactancia materna y pseudociencias I.

“Cuando se abusa de la ciencia, secuestrada o distorsionada con el fin de servir a sistemas de creencias políticos o ideológicos, las normas éticas patinan. La pseudociencia resultante es un engaño perpetrado contra los débiles y los vulnerables. Nos lo debemos a nosotros mismos, y a los que vengan después de nosotros, permanecer en lucha por la verdad sin importar la cantidad de problemas que esto pueda causarnos.”

Edzard Ernst. “El hombre que derribó con ciencia las terapias alternativas”.

El País (dic. 2015).

Las pseudociencias se definen porque no han demostrado su eficacia, se limitan a ser una creencia, como lo son los falsos mitos sobre lactancia materna. No merecen la credibilidad de las madres y familias lactantes, pueden perjudicar su lactancia materna (y con toda seguridad perjudican su bolsillo) y desde Mammalia nos sumamos a la advertencia del engaño. Rechazamos por tanto su relación con la lactancia materna.

En Mammalia no tienen cabida las pseudociencias, tal como se deduce de nuestro Decálogo (punto 6):

6. Creemos que casi todas las mujeres son capaces de amamantar con éxito. Ofrecemos información y apoyo a aquellas mujeres que desean hacerlo. La información que proporcionamos es acorde a las recomendaciones de la OMS y del Comité de Lactancia Materna de la Asociación Española de Pediatría. No pretendemos convencer de que amamanten a las mujeres que han decidido no hacerlo.

Y de nuestro Código ético (punto 3):

3. La información que se facilite estará de acuerdo con las recomendaciones actualizadas de la OMS y el Comité de Lactancia Materna de la Asociación Española de Pediatría. Será información contrastada, veraz y basada en la evidencia científica, evitando consejos basados en creencias populares.

Próximamente hablaremos sobre diversas pseudociencias que se dirigen con especial entusiasmo a las madres lactantes. Una vez más, nuestro propósito es ofrecer información veraz. Solo con información completa y de calidad podemos tomar decisiones libres.

“…la pseudociencia, lejos de apoyarse en los hechos, es mera especulación -en el mejor de los casos- y se caracteriza por colocar en su discurso los nombres de teorías e hipótesis científicas confirmadas y de común aceptación por la comunidad científica, pero no hace uso de las mismas”.

Juan Manuel Torres, en “La investigación científica como derecho fundamental” (Editorial Comares, Granada 2012). Profesor de epistemología del Instituto de Ciencias Básicas de la Universidad Nacional de Cuyo.