Nuevo “Banco de leche de la Comunitat Valenciana”: modelo centralizado de gestión de la leche materna

Imagen difunduda por la Conselleria de Sanitat de la Generalitat Valenciana (oc. 2017).

El pasado mes de octubre, la Conselleria de Sanitat anunció que implantará en la Comunitat Valenciana el modelo centralizado de gestión de leche materna donada.

Se creará un banco de leche central, adscrito al Centro de Transfusión de la Comunitat Valenciana. Este modelo ya funciona en Cataluña, Aragón, Castilla y León, Baleares, Extremadura, y se va a implantar también en el País Vasco.

Nos parece una buena noticia. Consideramos que es el modelo más correcto por ofrecer mayores garantías de cumplir los objetivos a los que debe aspirar un banco de leche, y por pretender llegar a cualquier hospital de la Comunitat.

Los organismos sanitarios organizan la donación de leche materna mediante bancos de leche. Existen dos modelos:

  • Modelo hospitalario: banco de leche creado en un hospital y gestionado enteramente por este, al que (solo) tienen acceso bebés ingresados en él.
  • Modelo centralizado: banco de leche adscrito a banco de sangre y tejidos (u organismo equivalente), que gestiona la leche donada de manera similar a como se gestiona la sangre humana, haciéndola llegar al punto de la comunidad autónoma en el que se requiera.

Hasta el momento, en la Comunitat Valenciana estaba en funcionamiento el modelo hospitalario, con el banco de leche de La Fe como único en la Comunitat, creado hace 7 años, que sigue teniendo un vídeo de presentación colgado en su web plagado de mitos, en el que la lactancia materna se tergiversa y se degrada, como denunciamos AQUÍ. El Hospital La Fe no cuenta con la acreditación IHAN.

 

 

 

 

 

 

 

 

A la izda. cartel del nuevo “Banco de leche de la Comunitat Valenciana”, a la dcha. cartel del “Banco de leche del hostpital La Fe” (Valencia), en funcionamiento desde hace 7 años. Imágenes muy distintas: mientras que el nuevo banco de leche materna muestra un bebé en el pecho de su madre en contacto piel con piel (como recomiendan todos los organismos sanitarios), en la imagen del banco de leche de La Fe aparece un bebé solo.

Hemos contado en varias ocasiones nuestra opinión acerca de los bancos de leche materna, que no son garantía de que se haga buen uso de él ni promoción real de la lactancia materna. Los objetivos de un banco de leche deben ser:

  1. Promocionar la lactancia materna entre la población.
  2. Ofrecer como primera opción leche materna donada a niños enfermos cuyas madres no pueden ofrecerla en un momento determinado.
  3. Investigación.

Estos objetivos pueden quedar comprometidos aunque casi todos los profesionales y centros sanitarios se declaren “prolactancia”. Podría ofrecer ciertas garantías obtener un reconocimiento como IHAN (Iniciativa para la Humanización de la Asistencia al Nacimiento y la Lactancia, impulsada por la OMS y UNICEF).

Recordamos que en la Comunitat Valenciana no hay actualmente ningún hospital con la acreditación IHAN.

Es fundamental que la leche donada solo se administre en caso de imposibilidad de que la madre amamante a su bebé ni le dé su leche. Y siempre bajo prescripción médica. Imagen difundida por la Conselleria de Sanitat (oct. 2017).

Los requisitos que debería cumplir un hospital que apoye y promueva, de verdad, la lactancia materna son:

Si no existen estas garantías, según la neonatóloga Concha de Alba (Hospital 12 de octubre, Madrid), el principal riesgo de los bancos de leche es precisamente que disminuyan el apoyo a la lactancia materna. El caso más flagrante se presenta cuando a un niño prematuro se le separa de su madre por protocolo hospitalario, sin justificación médica, y se le ofrece leche del banco.

La leche de los bancos debe servir para ALGUNOS grandes prematuros HASTA QUE su madre lacte; salvo enfermedad materna grave GRAVÍSIMA: leche de su madre para el bebé.

Dra. Concha de Alba, del Hospital 12 de octubre (Madrid). VIII Congreso FEDALMA, Zaragoza 2008 (las palabras fueron destacadas así por la Dra. De Alba).

El buen uso de los bancos de leche solo es posible desde la cultura de la teta. La cultura del biberón reduce la lactancia materna a “leche materna”, olvidando que es mucho más que leche, una vivencia que pertenece no solo al bebé sino también a la madre.

Esperamos que el nuevo banco central de leche materna cuente con los grupos de apoyo a la lactancia materna, no solo para captar posibles donantes, sino también para integrar la vivencia de la lactancia materna en toda su amplitud. Quedamos a su disposición.

 

Los comentarios están cerrados.