“Predicar con el ejemplo y no con palabras”: entrevista a Julio Basulto, autor de “Se me hace bola”

Julio Basulto (@JulioBasulto_DN) es dietista-nutricionista y autor del libro “Se me hace bola”. Os ofrecemos esta entrevista en la que nos habla de alimentación infantil, lactancia materna y hábitos saludables. Esperamos que os resulten útiles sus observaciones y sugerencias, y que contribuyan a la felicidad de los niños y sus familias. Agradecemos a Julio Basulto las facilidades que nos ha ofrecido y su amabilidad al realizar esta entrevista para Mammalia.

  • ¿Qué te llevó a escribir “Se me hace bola”?

La verdad es que tenía la idea en el corcho de la habitación desde hace muchos años. Iba añadiendo ideas, cambiaba el índice, replanteaba el enfoque… Y nunca encontraba el momento. Tanto es así que, sinceramente, no recuerdo el momento exacto en que se me ocurrió la idea. Pero, respondiendo a vuestra pregunta, la motivación fundamental, como sabéis, es contribuir, aunque sea un “poquitito” de nada, a que los niños tengan una infancia más feliz. La hora de la comida es un buen punto de partida (no olvidemos que nos pasamos buena parte de nuestra vida comiendo).

  • Dices que “Se me hace bola” pretende ser un sobrino de “Mi niño no me come”. ¿Nos puedes hablar sobre este parentesco?

Poco antes de empezar a leer el libro “Mi niño no me come”, de Carlos González, yo era el flamante padre de mi primera hija, María, que por aquel entonces tendría unos once meses, y que crecía rolliza y sonrosada (¡madre mía, ya han pasado trece años!). También era un brillante estudiante universitario de la titulación de nutrición humana y dietética, que se vanagloriaba de sus buenas calificaciones. ¡Qué bien me estoy aprendiendo las instrucciones sobre la alimentación en la infancia!, pensaba yo.

Sin embargo, pese a ser un padre novato “en toda regla”, y a no ser más que un mero estudiante, me creía muy buen padre y todo un profesional sanitario experto en nutrición infantil. El libro de Carlos me lo dejaron unos amigos, preocupados por la alimentación de sus hijitos, para que yo les diese mi opinión al respecto. Pues bien, al acabar el libro, boquiabierto, me di cuenta de que no era tan buen padre como creía (había metido a la fuerza más de una cucharada de puré de frutas a mi niñita, pensando que si no lo hacía incumplía no sé qué precepto nutricional), y también comprendí que mis conocimientos sobre alimentación infantil eran simplemente superfluos y estaban francamente desencaminados.

En mi defensa diré que supe reconocer de inmediato mis errores. Errores que no solo no cometí con mis siguientes dos hijas, sino que intenté por todos los medios que no cometieran mis pacientes (cuando finalmente acabé la carrera y me dediqué a trabajar de dietista-nutricionista), mis alumnos (cuando me tocó ser profesor) o los asistentes a mis charlas. A los amigos que me prestaron el libro, por supuesto, les dije algo así como: “este libro es alucinante, ¡leedlo sin falta!”. Quién me iba a decir a mí que Carlos González me prologaría un libro.

Las palabras de Carlos reflejan la sabiduría de alguien que ha conseguido aprender de sus traspiés (insisto: ensayo-error, no hay más camino) y criar a sus hijos dejando de lado los conceptos erróneos que aparecen en los muchos libros dedicados al tema. Como él mismo dice en su libro “Entre tu pediatra y tú”:

“La paternidad es muy útil para los profesionales que trabajan con niños; nos abre los ojos, humilla nuestra arrogancia y nos ayuda a comprender y respetar a los padres más que a los libros. La triste realidad es que la mayoría de los libros fueron escritos por sabios muy sabios, que se dedicaban a escribir mientras sus esposas criaban a sus hijos como a ellas les daba la gana.”

  • ¿Cuál es el principal mensaje que te gustaría transmitir a los padres?

Pues son dos mensajes. El primero es que sus hijos vienen con un mecanismo la mar de sabio llamado “apetito” y que, salvo en raras excepciones, es lo suficientemente eficiente como para controlar las calorías que tomará el niño. El segundo es que vivimos rodeados de alimentos superfluos y nuestros hijos tienen bastante riesgo de padecer obesidad en la edad adulta, así que conviene tomar una actitud drástica llamada “predicar con el ejemplo y no con palabras”.

  • ¿Qué dice la evidencia científica más reciente sobre alimentación infantil?

Dice muchas cosas, claro, pero, como en el caso de la lactancia materna, todas apuntan a que “no puede ser tan complicado”. Es decir, de igual manera que no hace falta una tesis doctoral para dar el pecho, no creo necesario leerse un tratado de nutrición y metabolismo para saber cómo alimentar al niño. No obstante, dada la amplia oferta de alimentos hipercalóricos y la presión publicitaria, no está de más tener presente que lo que no toman nuestros hijos es importante. Los estudios, precisamente, apuntan que cada vez comen de forma más desequilibrada (y se mueven menos). Es como una bomba de relojería, que conviene desactivarla mediante, de nuevo, nuestro ejemplo. Menos sermones y más buenos modelos de conducta.

  • ¿Qué importancia tiene la lactancia materna dentro de la alimentación infantil?

Tanta como puede tener ponerse de pie para salir de la cama o abrir los ojos para ver. Como sabéis, soy partidario (como tantos otros) de revisar no los beneficios de la lactancia materna, sino más bien los riesgos de la lactancia artificial.

  • ¿Cuáles son las principales pautas a seguir por los padres para la prevención de la preocupante obesidad infantil?

Ya os imagináis cuál es la primera: dar ejemplo. Varios estudios muestran que tratar a los padres de niños que padecen exceso de peso es el enfoque que mejores resultados da. En todo caso, ahí van algunas sugerencias: tener en el hogar una variedad de legumbres, frutos secos hortalizas, frutas y cereales integrales (pan integral, pasta integral, arroz integral, etc.); limitar el consumo de carnes rojas o de derivados cárnicos; retirar de la vista del niño cualquier tentación hipercalórica; fomentar la actividad física; para beber, agua; limitar el consumo de azúcar, bollería y, sobre todo, bebidas azucaradas (“refrescos”). Una más: ¡comer en familia! (se sabe que puede contribuir a la prevención de la obesidad).

  • ¿Qué les dirías a los padres cuyos hijos son delgados y creen innecesario prevenir la obesidad?

Lo que afirma la Organización Mundial de la Salud: “los riesgos asociados a las dietas malsanas comienzan en la niñez y se acumulan a lo largo de la vida”. Más vale prevenir que lamentar. La obesidad es una de las patologías relacionadas con una alimentación desequilibrada, pero no la única.

  • ¿“Se me hace bola” es un libro dirigido solo a los padres, o crees que su público pueden ser también los educadores o cuidadores de niños en el ámbito escolar?

¿Lo he escrito pensando en un público concreto? Pues no lo sé. Lo he escrito pensando en convencer a quien corresponda, sea quien sea, que tenga poder para cambiar el deprimente panorama que nos rodea: niños que temen la hora de comer. Pero una respuesta más correcta todavía es que lo he escrito pensando en que le guste a mi mujer… Y le gusta. De hecho, más de la mitad de las ideas o metáforas que aparecen en él son obra suya. Ah, y buena parte del mérito de este libro corresponde a la maravillosa ayuda desinteresada (revisando el texto, ofreciéndome sugerencias, regalándome anécdotas…) de dos socias fundadoras de Mammalia: Elisa Medina y Mar A. Gracias, de corazón.

  • Gracias a ti, Julio Basulto.

Imágenes de Mammalia y bleubirdvintage.typepad.com.

.

Datos sobre Julio (Dietista-Nutricionista)

http://www.juliobasulto.com

– Responsable de Investigación y Asesoría Científica del Grupo de Revisión, Estudio y Posicionamiento de la Asociación Española de Dietistas-Nutricionistas.
– Editor de la Revista Española de Nutrición Humana y Dietética, antigua Actividad Dietética. + Info .
– Docente en diferentes instituciones. + Info.
– Miembro de diferentes Grupos, Paneles, Sociedades o Comités de Expertos. + Info.
– Colaborador habitual en diversos medios. + Info.
– Coautor de los libros No más dieta y Secretos de la gente sana. Autor del libro Se me hace bola (marzo 2013)
– Autor o coautor de diferentes publicaciones. + Info

Y, sobre todo, papá de tres preciosidades: María, Ana y Clara.

 

4 pensamientos en ““Predicar con el ejemplo y no con palabras”: entrevista a Julio Basulto, autor de “Se me hace bola”

  1. Me ha encantado la entrevista. Gracias por compartir tanta sabiduría.

  2. Gracias por un mensaje tan valioso y claro, que nos ayuda a seguir mejorando nuestros hábitos.
    Me ha gustado mucho la entrevista