Santa Águeda, patrona de las madres lactantes

Santa Águeda. Francisco de Zurbarán, 1630-1633. Óleo sobre lienzo. Museo Fabre, Montpellier (Francia).

Hoy, 5 de febrero, es Santa Águeda, patrona de las madres lactantes y de las enfermeras. Es la Santa a la que se encomiendan numerosas mujeres que sufren enfermedades relacionadas con el pecho.

Santa Águeda de Catania fue una virgen y mártir según la tradición cristiana.

Nació en Palermo o Catània (Itàlia) alrededor del año 230. Sus padres eran nobles. Cuando creció, llamó la atención del gobernador Romano de Sicilia, Quintianus. Este se aprovechó de la persecución del emperador (250-253) contra los cristianos para intentar poseerla, atraído por su belleza.

Ella rechazó al Senador Quintianus, que intentó convencerla con ayuda de una mala mujer, Afrodisia, pero Águeda no cedió.

El Senador, en venganza por no conseguir sus placeres, la envía a un lupanar, donde milagrosamente conserva su virginidad. Aún más enfurecido, ordenó que torturaran a la joven y que le cortaran los pechos.

La famosa respuesta de la que posteriormente sería Santa fue:

Cruel tirano, ¿no te da vergüenza torturar en una mujer el mismo pecho con el que de niño te alimentaste?

La iconografía religiosa la representa con la palma del martirio y llevando los pechos sobre una bandeja.

Francisco Rizi (1680-85). Madrid, Museo del Prado. Oleo sobre lienzo.