Una escena de lactancia materna, vista por una niña de siete años. Tetadibujo.

Vivimos en la cultura del biberón. Nuestros hijos viven en la cultura del biberón: ven a otros niños tomando biberón (y a otras madres dando biberón), con mucha mayor frecuencia que niños tomando teta (y madres dando teta). Libros de texto, cuentos, dibujos animados y juguetes son parte de esta cultura y reproducen de forma mayoritaria niños (y crías de animales, incluso no mamíferos) alimentados con sucedáneo de leche materna.

Pero nuestros hijos también son testigos de otra realidad, son testigos y protagonistas. Ven o han visto a sus hermanos mamar, ellos mismos maman o han mamado. Y, de vez en cuando, recrean escenas de esa realidad lápiz en mano, como lo hacen con otras situaciones cotidianas, y no podemos evitar la sonrisa,  la felicidad por todo lo vivido y por todo lo compartido.

Os enseñamos este tetadibujo de Elena (7 años), que ella misma tituló “Mamá e hija”.